ALIMENTOS “SÚPER” QUE NO SON DEL SÚPER

ALIMENTOS “SÚPER” QUE NO SON DEL SÚPER

21/06/2016

Hoy os traemos un nuevo post de la Doctora Olga Cuevas, miembro de Rural It y prestigiosa experta en nutrición, en el que pretende recordarnos que los mejores alimentos para nuestra salud muchas veces están más cerca de lo que pensamos.

Por Olga Cuevas 

Con este título es muy posible que estéis pensando en los superalimentos o superfoods de moda: las bayas de goyi, la lúcuma, el acai, las algas espirulina, el aceite de coco virgen, el cacao, el polen, el lino, las semillas de chía, e incluso los batidos verdes. Tienen en común que son muy ricos en micronutrientes y compuestos bioactivos (eso dicen los análisis de laboratorio) y que por esta simple razón se les asocian propiedades particulares para nuestra salud. ¡Ojo! digo que “se les asocian propiedades”, pero ¿qué significa ésto exactamente? ¿Cómo de asociado está? Es cierto que alguna de estas propiedades están demostradas con estudios científicos, pero siento desilusionaros, la mayor parte de estas pruebas se hacen “in vitro” en el laboratorio o con animales. Los estudios en humanos escasean, y es que se trata de una labor complicada y costosa. Entonces, ¿cómo es que atribuyen tantas propiedades a algunos alimentos?

Cebolla partida unsplashPuede parecer que tengo algo en contra de ellos, pero nada más lejos de la realidad. Yo misma consumo “superalimentos” de vez en cuando (polen, lino, chía, caco puro…) y a algunas personas les recomiendo puntualmente alguno concreto, por ejemplo el polen y las espirulina cuando están muy débiles (por no digerir bien, por tener menstruaciones muy abundantes o por cualquier otra causa). Pero hablando de alimentación, esto NO es lo importante, solo son pequeñas ayudas, que perderían todo su significado si el resto de los alimentos no son saludables y si el conjunto de la dieta no es adecuada. No hay que olvidar que ningún alimento por si solo cura nada, por muchos minerales, vitaminas y antioxidantes que tenga. Y tampoco hay que olvidar que nuestro organismo es super-complejo y la forma en la que “procesamos” los alimentos varía entre personas y entre momentos.

hinojo o parecido Raumrot

Lo más importante es comer alimentos de verdad (hortalizas, frutas, semillas y frutos secos, granos integrales, legumbres, huevos, pescados, carnes…) y de buena calidad, es decir, ecológicos o de confianza. Para mí los verdaderos super-alimentos, son todas las hortalizas, es decir, los productos que nos da el huerto: verdes, rojos, amarillos, anaranjados…, raíces, hojas, tubérculos. Deberíamos consumir cada día hortalizas, al menos dos veces al día. ¿Cuáles? Sin entrar en particularidades, las que nos da el huerto en cada estación, lo más frescas posible. Las hortalizas cultivadas sin agroquímicos, con abonos naturales, respetando los periodos de maduración y sin conservantes para su almacenamiento, son verdaderas joyas de la naturaleza. Las hortalizas así cultivadas, no tienen pesticidas (sustancias tóxicas utilizadas en la agricultura convencional) y, además de nutrirnos, nos protegen. Tienen más vitaminas, minerales, antioxidantes y otras sustancias protectoras que sus hermanas de cultivo convencional. Su consumo habitual hace que seamos más resistentes a las enfermedades y nos ayudan a adaptarnos al medio en el que vivimos. Si comemos alimentos vitales estaremos más vitales.

Judias de cerca unsplash

Estaréis pensando que os lo pongo muy difícil, sobre todo si vivís en grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Pero hay opciones para todo. Podríamos comprar en tiendas ecológicas más o menos lejos de casa, más o menos caras; podríamos buscar productores que nos enviaran una cesta semanal… Pero la mejor opción es la de tener productores que nos permitan ir a la huerta y recoger nosotros mismos los productos que necesitemos. Si tenéis niños, es una actividad que les encanta y les permite estar en contacto con la Naturaleza.

Desde aquí doy las gracias a esos pequeños productores que nos abren sus puertas. Es un verdadero lujo, es un lujo que no hay dinero que lo pueda pagar. ¡Ah! y es baratito.

¡¡¡A disfrutar de la Naturaleza y sus productos!!! Es la mejor medicina para nuestro bienestar físico y mental.

Olga Cuevas 

3 Comments
  • Françoise Martínez de Velasco

    08/06/2017 at 14:44 Responder

    Os acabo de descubrir. EStoy entusiasmada, me encanta la naturaleza. Tengo hijas con niños y acabo de enviarles la dirección de vuestro sitio.
    Animo, seguir en esta dirección. Muchas gracias.
    Françoise

  • Françoise Martínez de Velasco

    08/06/2017 at 14:47 Responder

    ya he escrito algo para comunicarles mi entusiasmo al descubrir que existeis. Me encanta la naturaleza y tengo familia joven que me gustaría participen en sus actividades. Les he enviado su dirección electrónica.
    Enhorabuena, ánimo, hasta pronto

    • ruralit

      08/06/2017 at 17:55 Responder

      Muchas gracias por tus palabras Françoise! Las abuelas también son muy bienvenidas 😉

Post a Comment